NextSection
Cómo empezar un canal de youtube
-

Daniel Feregrino / Abril 25 2018


Empezar un canal de youtube puede parecer un reto y probablemente piensas que para empezar debes invertir una gran cantidad de dinero en equipo, una cámara, luces e incluso música. La realidad es que para empezar un canal de youtube solo tienes que trabajar con lo que ya tienes. Todos tus youtubers favoritos empezaron de la misma manera.

 

1: Empezar con lo que tienes

La mayoría de los celulares cuentan con una cámara y pueden grabar en alta definición, incluso puedes empezar con la cámara de tu laptop. No es necesario conseguir un set de luces carísimo, puedes simplemente grabar cerca de una ventana para aprovechar la luz natural. Al final del día dependerá de qué tanto puedes lograr y cómo aprovechar tus recursos al máximo.

Recuerda Contenido > Producción

 

2: Explota tus habilidades

Si estás pensando en empezar un canal de youtube es por que tienes una historia que contar, una opinión sobre algún tema o alguna habilidad o talento para compartir con el mundo. Piensa que es lo que te gusta y en qué eres bueno haciendo, que le podría interesar a alguien lo suficiente para ver tu video. Puedes probar haciendo diferentes cosas como vlogs, covers de canciones, recetas de cocina o dibujos, cuando encuentres lo que te apasiona eso es justo lo que las personas querrán ver.

 

3: Constancia

Ser constante en un canal de youtube puede ser una tarea muy difícil, especialmente si tienes otras actividades como la escuela o incluso un trabajo. Lo importante es ajustar tu tiempo para producir los mejores videos que te sea posible de manera regular, no estamos hablando de subir video diariamente, puedes empezar cada semana o 2 veces por mes. La clave es mantener constante tu contenido en la plataforma para que en automático Youtube coloque tu video como sugerencia para los usuarios.

 

4: Lo que la gente realmente quiere ver

Piensalo de esta manera, ¿por qué razón entras a youtube?. Las personas están buscando resolver una duda, quieren recibir información, divertirse, motivarse o inspirarse, se trata sobre el mensaje que tú, el creador de contenido estás brindando para la audiencia. Si no tienes una historia que contar no importa cuánto valor tiene tu producción o que tan caro sea tu equipo, nadie verá tu contenido si no les genera valor.